Basado en hechos reales inspirados en ti

TODOS TENDREMOS HERNIAS DISCALES. OPCIONES PARA SOBRELLEVARLO:

RESERVAR CITA EN EL QUIROFANO O CON UN TERAPEUTA

 

Os voy a explicar con 2 razones muy APLASTANTES del porqué de este mensaje que quiero trasmitirte, y éstas razones no necesitan de estudios científicamente probados, solo hace falta dejar caer cualquier objeto al suelo y ahí está hecho el estudio. Estas 2 razones son originadas por 2 fuerzas, una la 1) FUERZA DE LA GRAVEDAD y otra la 2) FUERZA ACCION – REACCION.

1)

2)

 

 

¿CREES QUE TE ENGAÑO?. LA CULPA NO ES MIA NI TUYA, LA CULPA ES DE NEWTON

 

 

La columna está compuesta por huesos (vertebras, duras) que se separan entre ellos por medio de un disco intervertebral (esponjoso, acuoso, que va perdiendo espesor) que se encarga de que entre esos espacios intervertebrales circulen los nervios de nuestro cuerpo.

 

Pues bien, existe una maldita FUERZA DE LA GRAVEDAD que nos empuja contra el suelo o donde estemos sentados, y dicha fuerza es de 9,8 NEWTONS (porque lo descubrió NEWTON), eso es igual a que “ya empezamos aplastando nuestros discos (“esponjas de agua”) según abandonemos cualquier postura en horizontal” (es por ese motivo por el que tu mascota, perro o gato, NO TIENEN HERNIAS, y si las tienen es por nacimiento o por impacto tras una caída fuerte, por ser un loco, básicamente)

Una vez llegado a este punto, en el que ya nos estamos resistiendo a esa fuerza que nos aplasta hacia abajo, viene otra ley que dice, A TODA ACCION CORRESPONDE UNA REACCION DE IGUAL MAGNITUD PERO EN SENTIDO CONTRARIO (ISAAC NEWTON), lo traduzco así: es que si me pongo de pie existe otra fuerza que me devuelve la misma intensidad o magnitud hacia el centro de mi cuerpo. ¿Lo vemos o no? La dirección de la fuerza da igual.

Entonces ahora vienen mis preguntas irónicas para reflexionar en el artículo: ¿Qué ocurre con la fuerza de acción-reacción si en vez de estar de pie me pongo a correr? ¿y si trabajo 10-12-14 horas seguidas? ¿y si me pongo a correr 3horas o más? (ah! Perdón que ustedes no conocen ninguno de estos casos) que ocurriría con dicha fuerza, ¿aumentaría o disminuiría? ¿Y qué ocurriría si me pongo a jugar al tenis?¿y si no es un “ratito” y acaban siendo horas y horas sin preparación física alguna?. ¿Qué está ocurriendo cuando hago media sentadilla con peso, pero bien-bien de peso, con las fuerzas de acción-reacción? No me digas más un ejercicio la mar de sanísimo. ¿será ese ejercicio tan sano que parece que si no lo haces tendrás las piernitas de Filemón o qué? Y ¿qué ocurriría con esa fuerza de acción-reacción que en vez de ser de 70kg contra el suelo fuesen 76kg los que fuesen devueltos hacia el centro de mi cuerpo? ¿y si son con 85kg porque estoy muy por encima de mi peso? Simplemente un detalle, en nada llegan las navidades…

¿¿Quieres saber lo que ocurre con dichas fuerzas?? Pues que se acaba creando una hernia discal

“NO, PERO YO ESTOY BIEN, JOSAMA!! ”,              “YA! ESTÁS BIEN JOD***…

Uno porque no te anticiparás al problema y segundo porque probablemente seas tan terco que no quieras entenderlo. “a mí no me duele nada!!” PUES AHORA ES CUANDO ESTÁS A TIEMPO DE ACTUAR, no cuando tengas una cantera hecha y tengas que cambiar de vehículo (prótesis), ahhh! Perdón que cambiarle las piezas a nuestro vehículo “el cuerpo” nos da pánico y terror y no queremos llegar a vivenciarlo por nada del mundo. Pues eso, a ponerse a buscar y reserva cita con 1 terapeuta!!